27 febrero 2013

Prolífica virtud

Eregido
de entre
errantes
Tras el siseo
que muda a
supina forma
La voz testaruda
constante

exhuma fonemas
Apuñala verbos
Silencia la honestidad
de sus dunas
de sus piélagos
condenada
tartamuda
diezmada
por eones de plagas

Y aún

saboreo
el escorzo
que mis luceros
descomponen
en pigmentos minoicos
Dichoso y atento
perpetuamente

Prolífica virtud